Por Jesús Pérez Vichot -Chuchi-
Hoy hace 13 años del aquel memorable turno al bate en un juego de la Serie Nacional cubana que demoró nada más y nada menos que 85 minutos, sin demora por lluvia u otra interrupción. Estando abajo 3-0 en la primera entrada, el entonces técnico de Sancti Spíritus, el otrora gran receptor Juan Castro, convoca al veterano Dany González desde el bullpen para enfrentar a David Remedios de Industriales. Desafortunadamente, González no es elegible para jugar porque es el único hombre en la lista de 27 jugadores de Sancti Spiritus que es un «scratch» para el juego del día. El manager de Industriales, el ex estelar torpedero Germán Mesa, entra al campo antes de que González lance un envío al plato, protestando que Sancti Spíritus violó las reglas, ya que González debía lanzar a un bateador después de entrar al juego. Para tratar de evitar una pérdida, Castro le dice a González que se detenga por tiempo con la esperanza de que haya mal tiempo o algún otro evento que cancele el juego antes de que se haya enfrentado oficial e ilegalmente a un bateador. Después de casi una hora y media, Castro finalmente le permite a González lanzarle a Remedios, a quien abanica con 3 lanzamientos. Industriales gana el juego, 14-4, y en cualquier caso habría ganado por la aparición ilegal de González.